Logotipo KSMEX

  • Oficina central Mexico, D.F. (+52) 55 5555 3560
  • Oficina Morelia, Mich. (+52) 443 315 2086
  • Oficina Guayaquil Ecuador (+593) 4-5118000
  • Oficina Toluca, Edo. de México (+52) 722 2406549, 4696128, 1647696

Términos de tratamiento y normas

 

Tratamiento preliminar

El término se refiere a procesos físicos sencillos que se aplican para retirar los sólidos fácilmente separables de las aguas residuales – cribado, rejillas mecánicas o electromecánicas, desarenadores, tanques de homogenización, etc.

 

Tratamiento primario

Procesos de sedimentación primaria, flotación, floculación, filtración simple, tanques Imhoff – se aplican para el retiro de sólidos en suspensión presentes en el agua.

 

Tratamiento secundario

El tratamiento secundario constituye una serie de procesos biológicos que tienen en común la utilización de microorganismos para llevar a cabo la eliminación de materia orgánica biodegradable, tanto coloidal como disuelta, así como la eliminación de nutrientes (N y P). Incluye procesos aeróbicos – lodos activados, biocontactores rotativos, filtros percoladores. Procesos anaeróbicos – fosas sépticas, bioreactores anaeróbicos.

 

Tratamiento terciario

Se refiere a procesos relacionados con el control final del agua tratada – a través de filtros de lecho profundo, carbón activado, desinfección. Se controlan los parámetros como turbiedad, microorganismos nocivos asimismo como olores indeseables.

 

Parámetros de aguas residuales controlados por las normas vigentes:

Contaminantes básicos

Son aquellos compuestos  que se presentan en las descargas de aguas residuales y que pueden ser removidos o estabilizados mediante tratamientos convencionales.  En lo que corresponde a las Normas Oficiales Mexicanas sólo se consideran los siguientes: grasas y aceites, sólidos suspendidos totales, demanda bioquímica de oxígeno,  nitrógeno total (suma de las concentraciones de nitrógeno Kjeldahl, de nitritos y de nitratos, expresadas como mg/litro de nitrógeno),   fósforo total, temperatura y pH, coliformes fecales y huevos de helminto.

 

Sólidos suspendidos totales:

Corresponde a la cantidad de material (sólidos) que es retenido después de realizar la filtración de un volumen de agua. Es importante como indicador puesto que su presencia disminuye el paso de la luz a través de agua evitando su actividad fotosintética en las corrientes, importante para la producción de oxígeno.

 

Grasas y aceites:

Las grasas y aceites son compuestos orgánicos constituidos principalmente por ácidos grasos de origen animal y vegetal, así como los hidrocarburos del petróleo. Algunas de sus características más representativas son baja densidad, poca solubilidad en agua, baja o nula biodegradabilidad. Por ello, si no son controladas se acumulan en el agua formando natas en la superficie del líquido.

Demanda bioquímica de oxigeno:

Un parámetro que mide la cantidad de materia susceptible de ser consumida u oxidada por medios biológicos que contiene una muestra líquida, disuelta o en suspensión. Se utiliza para medir el grado de contaminación, normalmente se mide transcurridos cinco días de reacción (DBO5), y se expresa en miligramos de oxígeno diatómico por litro (mgO2/l).

 

Nitrógeno y Fósforo:

Su presencia en aguas residuales se debe a la aportación a través de excreción humana o animal. Tienen un papel fundamental en el deterioro de las masas acuáticas. Los detergentes y fertilizantes también aportan los nutrientes hacia las aguas residuales.

 

Coliformes fecales y huevos de helminto:

Representan los contaminantes fecales y parásitos presentes en las aguas residuales. Son excretados en las heces humanas o de animales.

 

pH:

El pH (potencial de hidrógeno) es una medida de acidez o alcalinidad de una disolución.